Los pros y los contras de un programa de vigilancia vecinal (qué considerar antes de unirse a uno)


0

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados. Si hace clic en uno de estos enlaces y realiza una compra, es posible que gane una comisión sin costo adicional para usted. Además, como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

Cuando se trata de tener una apariencia de orden dentro de nuestra sociedad, generalmente buscamos en nuestras agencias de aplicación de la ley para ayudar a mantener las cosas en equilibrio. Todos hemos visto situaciones en las que hay disturbios y las cosas aparentemente se salen de control, así como momentos en los que vemos que la policía usa demasiada fuerza.

Cuando ocurren estas situaciones, las personas de la sociedad normalmente quieren ayudar, pero no están seguras de cuál es la mejor manera de hacerlo. Una forma en que pueden ayudar al área donde viven y a las personas dentro de su comunidad es iniciando o uniéndose a una vigilancia del vecindario.

En este artículo, exploraré lo que define una vigilancia de vecindario. También revisaré cuáles son las ventajas de una vigilancia de vecindario, así como cuáles podrían ser algunas de las desventajas.

De esta manera, podrá ver todos los hechos frente a usted y podrá tomar una decisión informada sobre si este es el programa adecuado para usted y su comunidad.

¿Cómo se define una vigilancia de vecindario?

En su definición más verdadera, una vigilancia de vecindario es un grupo de personas que viven cerca unas de otras y se ayudan mutuamente al estar atentos a cualquier comportamiento sospechoso. Por lo general, esto se define dentro de las áreas donde hay un gran grupo de personas, ya sea un complejo de apartamentos o un vecindario de viviendas.

Aunque se puede implementar una vigilancia vecinal en un área rural, cuanto menos densa sea la población, menos efectivo será el programa. Esto se debe principalmente a la cantidad de personas que realmente participan en el programa.

Cuando vives en un área densa, no todos tienen que participar, pero hay suficientes personas y ojos alrededor para cubrir a todos. En un entorno rural, si solo participan un par de personas, es muy difícil para ellos ver distancias más grandes y, por lo tanto, existe una mayor probabilidad de que algo salga mal.

Además de esto, para ser un verdadero vigilante del vecindario, este grupo debe poder marcar algunas casillas. Necesitan desarrollar una relación sólida con la policía local. Incluso si ve que ocurre un crimen, debe tener cuidado y leer la situación, lo que significa que siempre se debe llamar a la policía local cuando hay un crimen.

Para que este grupo sea eficaz, es necesario que se celebren reuniones periódicas para discutir lo que ha ido bien y lo que debe mejorarse.

Este tipo de grupos también necesitan una estructura de liderazgo, por lo que puede haber un método muy claro y definido sobre cómo manejar situaciones y construir las relaciones necesarias para ser un grupo eficaz.

¿Cuáles son las ventajas de tener un grupo de vigilancia vecinal?

La ventaja más importante de un programa de vigilancia vecinal es la siguiente; Hay pruebas empíricas que muestran que los vecindarios con un grupo de vigilancia tienen menos delincuencia que los que no lo tienen. Puede haber una variedad de razones para esto, incluidas las estatuas económicas y sociales.

Incluso siendo este el caso, cuando se trata de crimen, existe una verdad universal; a la mayoría de los criminales les gusta tomar el camino de menor resistencia. Si ven que hay dos opciones frente a ellos, que obtendrán el mismo resultado, y una ruta tiene un programa de vigilancia claramente definido y la otra no, lo más probable es que elijan la que no tiene el programa.

Los delincuentes no quieren que los atrapen, por lo que, como todos los demás, minimizarán el riesgo y querrán el máximo rendimiento por su esfuerzo.

A menudo, los vecindarios con un grupo de vigilancia colocan carteles, solo por esta razón. El vecindario quiere que cualquier persona que ingrese a la comunidad sepa que hay gente mirando por todas partes. Siendo este el caso, es mucho más difícil para un criminal entrar y salir sin ser advertido.

Otro beneficio para un grupo de vigilancia es tener reuniones regulares para discutir lo que ha estado sucediendo. Además de esto, durante las reuniones regulares, hay temas que podrían ser discutidos con el fin de concienciar a todos.

Estos temas podrían ser cosas tan simples como asegurarse de que sus puertas y ventanas estén cerradas con llave en todo momento cuando no esté en casa.

También puede realizar seminarios para incluir algunos temas como los mejores sistemas de seguridad para el hogar o cómo buscar los puntos ciegos dentro y alrededor de su jardín que un criminal podría usar para explorar su espacio vital.

Otra posibilidad de tema es la idea de enseñar defensa personal. Una vez más, dentro de la vigilancia del vecindario, no querrás convertirte en un grupo de vigilantes. Si ocurre un crimen, debe llamar a su departamento de policía local con quien ha desarrollado una relación de inmediato.

Sin embargo, si usted es el atacado, no hay nada intrínsecamente malo en defenderse a sí mismo oa sus seres queridos. Tener estas habilidades puede garantizar que se mantenga seguro en una situación en la que normalmente no se encuentra.

Por último, un grupo de vigilancia vecinal puede aportar una sensación de tranquilidad y seguridad a una comunidad. Saber que no está solo dentro de su comunidad y que hay otras personas observando lo que está sucediendo debería darle una sensación de calma para ayudarlo a relajarse cada noche e incluso a dormir bien.

Tener un vínculo fuerte con su comunidad aportará valor a su propia vida y la vida de su familia y, como en la mayoría de las cosas en la vida, vivir juntos es mejor que estar solo.

¿Hay alguna desventaja en un grupo de vigilancia vecinal?

Con todos estos aspectos positivos expuestos, podría ser difícil ver el lado negativo de un grupo como este. Sin embargo, hay algunos en los que es necesario pensar y abordar para asegurarse de que el grupo no implosione a sí mismo.

El mayor inconveniente para un grupo de vigilancia es la idea de que las personas en el grupo piensan que pueden tomar la ley en sus propias manos. Si ven que ocurre un crimen, aunque saben que deben llamar a su departamento de policía local, piensan que pueden ser el héroe y evitar que ocurra el crimen. A menudo, esto conduce a un escenario mucho peor.

Aunque hay casos en los que alguien pudo frustrar un ataque, la mayoría de las veces, lleva a que las personas se enfrenten a más lesiones o incluso a algo peor.

Cuando estás en un grupo como este, este punto tiene que ser recalcado. No son policías, son un grupo de vigilancia. El papel dentro del grupo es vigilar el crimen, y si lo ven, entonces deben alertar a los funcionarios.

Pueden informar a otros sobre las formas de estar mejor preparados antes de que ocurra un delito, pero no deben hacer nada imprudente.

Otra desventaja a la que hay que estar atento es un sentido inflado de valor dentro de la comunidad. Una vigilancia de barrio casi siempre está formada por voluntarios que quieren estar en el grupo.

Están dando su tiempo para ayudar a otros dentro de la comunidad. Podrían participar en las reuniones y tal vez incluso ser elegidos para un puesto de liderazgo.

Sin embargo, esto no les da autoridad sobre ciertos asuntos dentro del vecindario. Este grupo está destinado a estar atento a cualquier elemento delictivo que pueda estar sucediendo y eso es todo.

No están destinados a ser un grupo de personas para ayudar a resolver disputas o determinar lo que alguien puede o no puede hacer dentro de su propia casa o patio. Si tiene un grupo, siempre debe salvaguardar cuál es la intención del grupo y asegurarse de que se mantenga dentro de esos límites.

Otro concepto a tener en cuenta, que es común en todos los grupos, es la posibilidad de que ocurra una división dentro del grupo. En ciertos momentos, es posible que no haya una respuesta muy clara a un problema que está enfrentando, y las opiniones pueden volverse bastante sólidas sobre lo que debe hacerse.

Debes recordar que este es un grupo de voluntarios, y nadie debe ser forzado a estar o no ser permitido si así lo desea. Sin embargo, hay ocasiones en las que hay que adoptar una postura más firme en beneficio del grupo y la comunidad si hay dos o más personas que no pueden llevarse bien.

Debido a que estamos lidiando con el crimen dentro de este grupo, existe un mayor sentido de responsabilidad y todo lo que todos quieren es que la comunidad esté segura. Mientras puedas mantener eso en tu núcleo, entonces todo lo demás debería funcionar.

Pensamientos finales

Independientemente de lo que decida con respecto a un grupo de vigilancia vecinal, es de esperar que pueda ver que hay una buena cantidad de pros y contras con respecto a un grupo como este. Una vez que haya analizado todos estos factores, debería quedar claro si su comunidad necesita una vigilancia del vecindario y si puede sostenerla.

Recuerde, la gente quiere estar involucrada en una comunidad, y ser parte de un grupo como este podría ser la opción perfecta para ellos.

Por último, no hay duda de que ya hay otros programas de vigilancia del vecindario cerca de usted, y no hay nada de malo en visitar uno de esos y ver cómo está. Hable con ellos y pídales que describan tanto sus éxitos como las áreas en las que necesitan mejorar.

De esta manera, puede ver un grupo en acción y, a partir de esto, debería poder determinar si esto es algo que su comunidad puede apoyar o no.


Like it? Share with your friends!

0
mundo facil

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.