Cómo evitar que la manta se caiga


0

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados. Si hace clic en uno de estos enlaces y realiza una compra, es posible que gane una comisión sin costo adicional para usted. Además, como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

Conseguir una bonita manta nueva es algo que esperará con ansias. Es posible que esté comprando una manta nueva porque se ve bien o simplemente podría estar buscando algo que le brinde una gran comodidad.

Cuando consiga una nueva manta en casa, será problemático si descubre que la manta sigue cayendo. No es inusual que una manta nueva tenga problemas de muda, pero eso no significa que quieras que siga haciéndolo.

¿Hay algo que pueda hacer para evitar que se caiga una manta? Afortunadamente, tendrá algunas buenas opciones que deberían ayudarlo a resolver su problema.

Siga leyendo para aprender todo sobre cómo evitar que las mantas se caigan. Una vez que haya leído toda la información, debería poder cambiar las cosas para que pueda disfrutar de su manta al máximo.

Lavar la manta

Se recomienda lavar una manta nueva antes de comenzar a usarla. Por supuesto, esto solo se aplicará a las mantas que deben lavarse.

No todas las mantas se pueden lavar en lavadoras, pero podrá mirar la etiqueta en su manta para determinar qué puede hacer. Si su manta se puede lavar a máquina, entonces debería poder tirarla en la lavadora.

Muchas mantas necesitarán lavarse en un ambiente suave en su lavadora. Esto asegurará que la manta no sea tratada con demasiada brusquedad, y un lavado completo debería ayudar a aliviar los problemas de muda.

Es notable que no todos los problemas de muda se resolverán después del primer lavado en muchos casos. Si descubre que su manta todavía se cae después de haber sido lavada, es posible que simplemente deba lavarla nuevamente.

Generalmente, las personas tienen buena suerte al hacer que la muda se detenga después de dos o tres lavados. Puede seguir lavando la manta hasta que esté seguro de que ha dejado de caer.

Lavar la manta junto con un poco de vinagre puede ayudarlo a obtener mejores resultados. Se dice que el vinagre es capaz de disminuir los problemas de muda, y vale la pena intentarlo.

Solo asegúrate de no usar suavizante de telas cuando laves tu manta. Es probable que esto empeore las cosas.

Muchas mantas funcionan mejor cuando se lavan en un ambiente suave con agua fría o tibia. También debe usar un detergente sin cloro para obtener los mejores resultados.

Solo debes saber que debes seguir las instrucciones para lavar la manta cada vez. Por lo general, las mantas vienen con instrucciones de cuidado si esa información no se encuentra en la etiqueta.

Cuando llegue el momento de secar la manta, puede colgarla en una cuerda o secarla con cuidado en la secadora. Algunas mantas pueden indicarle que no use una secadora, y siempre debe seguir las instrucciones que le den.

Si su nueva manta es segura para usar en la secadora, entonces probablemente lo mejor sea usar una temperatura baja. Puede parecer una gran molestia tener que hacer las cosas tan meticulosamente, pero realmente obtendrá mejores resultados cuando lave las mantas con cuidado.

Agite las mantas que no se pueden lavar

Hay mantas que simplemente no se pueden lavar con los métodos normales, pero aún puede ayudar a que dejen de mudarse. Tómese un tiempo para sacudir las mantas como esta a fondo para que puedan deshacerse del material suelto.

Puede sacar su nueva manta en el porche y simplemente sacudirla para tratar de solucionar el problema. Después de agitar un poco, debería haber resuelto o reducido significativamente el problema de desprendimiento.

Puede que sea necesario sacudirlo un poco para que realmente se detenga todo el desprendimiento. Aun así, esto no será tan difícil de hacer y ciertamente vale la pena su tiempo.

Después de varios batidos, es posible que note que su manta ya no se desprenderá. Esto debería facilitar el disfrute de la manta sin tener que preocuparse.

Limpieza en seco

Lavar en seco las mantas que no deben lavarse ayudará a eliminar el pelo. Es recomendable que un negocio de tintorería limpie sus mantas de lana o piel anualmente.

Una buena limpieza en seco ayudará a evitar que las mantas se caigan. Muchas personas enviarán mantas nuevas a la tintorería de inmediato para eliminar los problemas de muda.

Si no desea hacer esto, siempre puede utilizar el método de agitación mencionado anteriormente. Tener la manta limpia en seco puede hacer que no tenga que sacudirla, pero la limpieza en seco cuesta dinero.

Aspirar la manta

¿Ha pensado alguna vez en utilizar su aspiradora para aspirar el exceso de fibras? Puede usar su aspiradora para ayudar a resolver los problemas de caída de la manta si así lo desea.

Esto debería funcionar bien para casi cualquier tipo de manta que tenga un problema de muda. La única excepción serán las mantas antiguas o mantas que parezcan estar en muy malas condiciones.

Siempre que no le preocupe que la manta se deshaga debido a la succión, podrá seguir adelante. Use un accesorio de aspiradora y aspire las fibras pasando sobre la manta lo más a fondo posible.

Si tiene una aspiradora excepcionalmente potente, puede que esto no sea fácil. Puede ser más sencillo usar una aspiradora de mano para este trabajo, pero las aspiradoras estándar con accesorios generalmente funcionan bien.

Sea lo más meticuloso que pueda al repasar la manta con la aspiradora. La idea es intentar sacar todas las fibras sueltas para que la manta deje de desprenderse.

Retire las fibras sueltas a mano

También puede intentar quitar las fibras sueltas de la manta a mano. Esto llevará mucho más tiempo que usar una aspiradora, pero es posible hacerlo.

Podría ser mejor hacer algo como esto si le preocupa que la manta se caiga a pedazos. Solo trata de deshacerte de la pelusa de la manta a mano y lava la manta de la manera más segura que puedas.

Pensamientos finales

El desprendimiento de la manta es un problema molesto, pero tiene muchas cosas que puede hacer para evitar que se vuelva demasiado malo. Muchas personas pueden resolver los problemas de caída de las mantas simplemente lavando las mantas.

Siempre que siga las instrucciones, debería ser fácil lavar una manta y deshacerse del exceso de material. Si su manta no se puede lavar, puede enviarla a una tintorería y encargarse de las cosas de esa manera.

Otras opciones, como usar una aspiradora o quitar el material suelto a mano, también serán fáciles. En general, podrá resolver este problema de desprendimiento general sin que sea un gran problema.

Decide qué método debes usar según el tipo de manta que tengas. Algunas de estas ideas funcionarán mejor que otras dependiendo del tipo de manta con la que esté trabajando.

Con un poco de trabajo, podrá disfrutar de una manta que no se desprende. El solo hecho de saber qué hacer marca una gran diferencia y ahora sabe mucho más sobre sus opciones.


Like it? Share with your friends!

0
mundo facil

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.