Why Does My Dog Smell Like Fish? (And What to Do About It)
/ / ¿Por qué mi perro huele a pescado? (Y que hacer al respecto)

¿Por qué mi perro huele a pescado? (Y que hacer al respecto)

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados. Si hace clic en uno de estos enlaces y realiza una compra, es posible que gane una comisión sin costo adicional para usted. Además, como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

Los perros son animales increíblemente amigables y les encanta pasar tiempo con sus dueños. No solo eso, sino que debido a la naturaleza cariñosa de la mascota, son excelentes compañeros.

Sin embargo, debes saber que, por su propia naturaleza, los perros suelen ser animales bastante expresivos. Les gusta jugar y, como resultado de eso, cuidar de un perro puede resultar un poco engorroso para la mayoría de las personas.

Sin embargo, duchar y lavar al perro no es un problema. Pero debes saber que, de vez en cuando, pueden comenzar a emanar olores extraños del propio animal. Estos olores suelen indicar un problema o emiten una señal, y es necesario saber exactamente por lo que está pasando el animal.

Por ejemplo, si el pelaje está enmarañado y hay un olor acre proveniente del animal, probablemente sea un indicio de una infestación en el pelaje y podría deberse a una herida en la piel que no ha sido tratada.

Otra cosa que puede notar es un olor a pescado proveniente de la propia mascota. Literalmente, su perro podría comenzar a oler a pescado.

En la mayoría de los casos, probablemente se deba a que su perro se metió en algo que no debería, pero en algunos casos, podría deberse a un problema de salud que no ha sido tratado. Puede haber varias razones por las que el animal puede oler a pescado.

De acuerdo a una veterinario de renombre, una de las razones por las que su perro puede comenzar a oler a pescado es debido a una candidiasis en sus oídos. Esta infección también podría desarrollarse en sus pies o su piel, y ambos podrían ser problemáticos.

Otro problema más grave sería la incapacidad del perro para expresar sus glándulas anales. Averiguar la fuente del problema es el primer paso.

Examinar el cachorro

Lo primero que debe hacer es examinar a fondo a su cachorro. Debe observar al animal desde la punta de la nariz hasta la punta de la cola, básicamente un examen completo.

Debes comenzar oliendo las orejas del cachorro y su cara. En algunos casos, la secreción ocular también puede tener un olor apestoso. Aparte de eso, la levadura dentro de los oídos también puede producir el mismo tipo de olor, por lo que debe eliminarlos todos uno por uno.

Luego, debes mirar las patas de los animales. Si ve manchas marrones, causadas por lamer, es posible que deba buscar tratamiento para una infección por hongos en los pies del perro.

Finalmente, debes levantar la cola del perro y buscar cualquier signo de hinchazón o enrojecimiento. Si nota algún tipo de secreción en la cavidad anal o alrededor de ella, es posible que tenga un problema con las glándulas anales.

¿Qué pasa con las glándulas anales?

Los perros suelen expresar su glándulas anales para comunicarse con otros animales. En la mayoría de los casos, los perros no tienen que preocuparse por esto, y la mayoría de los perros nunca necesitarán vaciar sus sacos anales manualmente. Sin embargo, si el perro tiene algún problema, es posible que sea necesario vaciarlo manualmente.

Una de las razones por las que su perro podría necesitar vaciar sus sacos anales manualmente es debido a su dieta. Si el perro tiene una materia fecal grande y firme, liberará el líquido de los sacos anales por sí solo.

Pero, una materia fecal blanda o pequeña no va a desencadenar el mismo efecto, y si esto continúa, los sacos simplemente se llenarán y eventualmente habrá un poco de secreción.

En algunos casos, las heces del perro pueden ser absolutamente firmes, pero es posible que los sacos anales no se activen. Este es uno de los mayores problemas y razones por las que puede notar un olor a pescado del animal.

Una indicación clara de que el animal está sufriendo un problema con sus glándulas anales es cuando empiezan a arrastrar su trasero por el suelo. Si ese es el problema, lo mejor que puede hacer es buscar el consejo de un veterinario.

Vaciar manualmente las glándulas anales no es una tarea fácil, y es mejor si busca el consejo y el tratamiento de un veterinario. El veterinario también le dirá si hay una infección y si es necesaria alguna intervención médica, y también lo guiará sobre el mejor curso de acción que puede tomar.

¿Qué pasa con una candidiasis?

La levadura prefiere crecer en lugares cálidos y oscuros, por lo que la mayoría de las infecciones por hongos en los perros se encuentran entre las patas traseras, detrás de las orejas, cerca de la vulva, así como en los dedos de los pies y las almohadillas, o cerca de los ojos. Si nota que el olor proviene de cualquiera de estas regiones, definitivamente debería considerar ir al veterinario de inmediato.

El veterinario podrá recomendar el tratamiento adecuado y también podría recomendar ungüentos tópicos que puede usar para deshacerse de la infección. La candidiasis puede ser bastante molesta para el animal y puede provocar muchas molestias, por lo que es mejor si aplica la pomada y administra el medicamento según lo requiera el veterinario.

Si desea evitar estos problemas, una de las mejores cosas que debe hacer es alimentar a su perro con los alimentos adecuados.

Por ejemplo, debe asegurarse de que su perro reciba una dieta adecuada con la cantidad adecuada de fibra. Dependiendo de su edad y su tamaño, los requisitos de fibra variarán, por lo que debe tener cuidado con eso.

En segundo lugar, debe controlar el taburete del perro para asegurarse de que esté bien formado. Aparte de eso, debe asegurarse de que haya agua fresca y limpia disponible para el animal en todo momento. Eso es de suma importancia y juega un papel importante en la salud del perro.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *